Según especifica El País en su noticia los inquilinos podrán pedir préstamos al Estado para pagar hasta seis mensualidades de alquiler

El Consejo de Ministros ha dado luz verde a un nuevo decreto que contempla ayudas para los inquilinos en situación de vulnerabilidad por la emergencia sanitaria. La idea básica es que las ayudas se darán en forma de préstamo, mediante créditos del ICO con aval estatal. Distinguiendo entre grandes y pequeños propietarios a la hora de aplicar las soluciones.

El decreto amplia además los criterios de vulnerabilidad por los que los inquilinos podrán acogerse a las ayudas respecto a los que se aprobaron para las moratorias hipotecarias. El programa se dirige a parados, personas afectadas por un expediente temporal de regulación de empleo (ERTE), quienes hayan reducido su jornada para cuidar a otros o circunstancias similares que les hayan llevado a ver reducidos sus ingresos. Para ello deberán acreditar que en el mes anterior a la petición de la ayuda los ingresos de todos los miembros de la unidad familiar no alcanzan el triple del IPREM (el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, que equivale a 537,84 euros mensuales) con algunos multiplicadores en caso de que tengan hijos o personas al cargo. Otro supuesto que se contemplará será que la renta de alquiler más los gastos comunes supere el 35% de los ingresos netos del hogar.

Para más información la noticia completa se encuentra en EL PAIS